sábado, 8 de octubre de 2011

SEDDON ATKINSON STRATO, EL “TRONER” INGLÉS

La historia de Seddon Atkinson comienza en 1907, en el pequeño negocio de reparación de maquinaria para la recogida de algodón que Edward Atkinson regentaba en la localidad Británica de Preston (Lancashire). Es por aquel entonces cuando crea la “Atkinson and Company”, que pronto comienza a introducirse en el negocio de los vehículos a vapor, sobre los que se comienza a trabajar poco a poco diseñando el que habría de ser el primero de ellos. No es finalmente hasta 1916 cuando ve la luz el primero de esta familia de vehículos, que es la que fundamentalmente ayudaría a la rápida expansión y crecimiento de la compañía.

Por su parte Ernest Foster y los dos hermanos Seddon, crearon la “Seddon Company” en 1919, dedicada a la explotación de una línea de autobuses dedicada a llevar a la costa a los trabajadores del algodón. A la vez, se convirtieron en distribuidores de los camiones Lancia y Reo, no siendo hasta 1938 cuando diseñan el primer camión diesel bajo la marca “Seddon”. En 1951 cambian la denominación social a “Seddon Motors Ltd.”. En 1970 lanzan una oferta de adquisición sobre Atkinson, creándose a partir de ese momento “Seddon Atkinson Vehicles”. La historia de esta compañía discurre por diversos avatares hasta que es comprada por la International Harvester, compañía norteamericana que intentó fusionarse fallidamente a comienzo de los años ’80 con nuestra ENASA-Pegaso, a raíz de lo cual, y a modo de compensación, Seddon Atkinson fue vendida por IH a ENASA, por la cantidad simbólica de una Libra Esterlina, englobándose desde aquel momento en el denominado “Pegaso Group”.

Con una gama y cabina un tanto desfasadas, Seddon Atkinson intentaba subsistir en el difícil panorama que presentaba el mercado de camiones de mediados de los años 80. La nueva propietaria, había invertido dos millones de Libras en la modernización de las instalaciones de Seddon en Oldham y afrontaba la necesidad de renovar la anticuada gama pesada.

Los fabricantes de camiones ingleses, siguen un tanto la filosofía de los constructores norteamericanos, ya que fabrican el camión a medida; y salvo la cabina y chasis, el resto de componentes lo suministran acreditados fabricantes, con lo que el camionero encarga el camión, eligiendo lo que le quiere poner según el catálogo de opciones disponibles.

Lo más importante en el nuevo desarrollo era sin lugar a dudas la cabina a emplear. Ya que ENASA era el 50% de Cabtec, sociedad que diseñó, desarrolló y construyó el habitáculo del Pegaso Troner y del Daf 95, ENASA decidió utilizarlo también en el nuevo modelo Seddon. No tenía sentido acometer el costoso desarrollo de una nueva cabina, siendo propietarios de una de las más modernos del mercado en aquel momento. Tras ser debidamente personalizada y adaptada al mercado británico, se convertiría en la nueva imagen de la marca británica, el Seddon Atkinson Strato.

El trabajo más importante se llevó a cabo en la calandra del camión, a fin de que conservase la esencia y la imagen de marca. Por su parte el resto del exterior de la cabina permaneció inalterable respecto del modelo Pegaso, salvo los anti-nieblas que se cambiaron por unos faros de largo alcance de luz blanca.

El interior fue algo que se desarrolló en común con Pegaso, ya que se tenía pensado lanzar el Troner en el mercado británico, por lo que el trabajo en el interior sirvió para los dos modelos. Salvo pequeños detalles de colocación de algunos mandos al gusto inglés, el interior del Troner con conducción a la derecha y el Strato eran muy parcecidos. Se podía apreciar en el modelo británico la disposición del mando del sobrecaudal de arranque en lugar del freno de estacionamiento que se colocaba sobre el “chek control”, los asientos “Isri” de respaldo alto en lugar de los Grammer, y sobre todo el emblema de Seddon Atkinson en el centro del volante, una “A” inscrita en un círculo. La cabina de techo elevado equivalente a la TX de Pegaso se denominó “Stratocruiser”.

Las motorizaciones ofrecidas eran cinco modelos de Cummins, dos de 10 litros y 300 ó 325 cv y tres versiones del motor de 14 litros y 320, 350 y 400 cv. También estaba disponible el Perkins Eagle de 325, 375 y 400 cv. Se acoplaban a una caja de cambios Eaton de 12 relaciones que transmitía la fuerza a ejes Rockwell de simple reducción.

El Strato comprendía versiones en tractora 4x2, 6x2 y 6x4, así como rígidos 6x4 y 8x4. Supuso un salto importante en la calidad de los camiones ofrecidos por Seddon Atkinson hasta aquel entonces, ya que se trataba de buenos vehículos por la combinación adecuada de sus componentes, que unidos a una moderna cabina, contribuyeron al éxito del camión.

Tras la toma de control de Pegaso por parte de Iveco, Seddon Atkinson comenzó una nueva andadura. Los Strato comenzarían a montar la cabina de los Iveco Eurotech, hasta la desaparición de la marca, cuyos últimos modelos, como el "Pacer", pasaron a ensamblarse en la fábrica Pegaso de Madrid-Barajas.

1 comentario:

Oz dijo...

Excelente post amigo, muchas gracias por compartirlo, da gusto visitar tu Blog.
Te invito al mio, seguro que te gustará:
http://automotores-de-alta-gama.blogspot.com/

Espero tus comentarios, un gran saludo, Oz.